La depresión en ancianos puede confundirse con la demencia senil


Situaciones de pérdida, abandono y enfermedad son las causas más frecuentes de la aparición de síntomas depresivos en los mayores de 65 años. El psiquiatra Marcos Huerta evidencia:

Las causas más frecuentes de la depresión en ancianos suelen darse en personas que viven en residencias de ancianos o que están solas. Es una situación compleja que suele asociarse a otras patologías comunes de la edad, como las enfermedades crónicas o los accidentes cardiovasculares, que suelen originar síntomas depresivos. Es una época marcada por pérdidas, duelos, jubilación, y un cambio de rol social, y los sujetos suelen verse sometidos al abandono y la marginación; así se confunde la depresión con el estar triste. Los síntomas producidos son la pérdida de vitalidad, de energía, falta de apetito, pérdida de peso y de orientación. Se asocia a la falta de sueño o la desmotivación, lo que hace que la depresión se confunda con la demencia, afectando a entre un 10% y un 15% de la población.

Para prevenir las situaciones de depresión en ansianos y adultos mayores se puede llevar una vida saludable, cuidando la alimentación y evitando problemas cardiovasculares. Además, es importante contar con una red sociofamiliar de apoyo. El tratamiento es el mismo dado en otros tipos de depresión, con la característica de que es una población que acude al médico sin estar influida por otro tipo de consideraciones, con lo que la respuesta al tratamiento suele ser mejor en este tipo de pacientes.

© | Sitio desarrollado por PostelNet.